jueves, 17 de mayo de 2012

Elijo vivir en el Mundo Sencillo


Tengo una creencia curiosa. Cada vez que estoy en un aeropuerto, inevitablemente me siento atraída por las librerías. Y las visito con la creencia de que, no importa en qué parte del mundo esté, siempre encuentro un libro interesante. Es una de esas autoprofecías que se cumplen.

Hace unos meses fui a recibir a alguien en el aeropuerto local. Mientras esperaba la llegada de su vuelo, entré con mi creencia al quiosco y abrí un primer  
 libro que me llamó la atención por su sencillo título. No se vanagloriaba, ni prometía nada. Comencé a hojearlo, dejando que las páginas pasaran solas mientras mi vista reposaba en el texto, cuando algo, súbitamente, captó mi atención. Recuperé de nuevo la página y leí las dos líneas que se repetían a lo largo del libro, de forma regular:

Elijo vivir en el Mundo Sencillo
Donde todo es fácil.

Sentí una paz inmensa. Leí de nuevo la frase:

Elijo vivir en el Mundo Sencillo
Donde todo es fácil.

¡Qué descanso! Compré el libro del título sencillo y sin promesas. Lo tengo en casa, no lo he leído, pero cada tanto tiempo, lo abro y leo:

Elijo vivir en el Mundo Sencillo
Donde todo es fácil.

Y respiro. Esta mañana lo volví a hacer.


Gracias por tu Compañía. Y mucha Luz en tu Camino.





NB:  El libro se titula "El mundo Sencillo", de Julia Rogers Hamrick.

4 comentarios:

  1. Elijo, me dice que es escoger o preferir, y fácil es algo que puede se entendido o conseguido con poca inteligencia, poco trabajo, poca habilidad.
    Esto me lleva a que preferir vivir en un mundo sencillo donde todo puede ser entendido o conseguido con poca inteligencia, habilidad y trabajo, no siempre se consigue. Se necesita mucho esfuerzo. Gracias por tu mensaje Yolanda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Yolanda. Que sigas eligiendo sabiamente...

      Eliminar
  2. Tengo este libro desde hace un tiempo. También llegó a mi de una manera sincrónica e inesperada. Y lo releeo de tanto en tanto. Es un libro muy influyente en mi vida, en su sencilla apariencia... Es un pensamiento muy poderoso que me ayuda a comenzar y a acabar el día. Lo recomiendo fervientemente! El Mundo Sencillo no tiene nada que ver con realizar las cosas indolentemente, con poca inteligencia o habilidad, como el comentario anterior señala. Si lees el libro puedes llegar a entender que se trata de fluir con lo que nos hace vibrar y que no hemos de sufrir en balde. Ésta ha sido al menos mi experiencia.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por la puntualización, Inma, y por tomarte el tiempo para compartirla. Un abrazo

    ResponderEliminar